8/10/16

Reseña|| El tiempo de la luz- Silvia Tarragó

El tiempo de la luz (Umbriel narrativa)Titulo: El tiempo de la luz
Saga: Autoconclusivo
Autora: Silvia Tarragó
Editorial: Umbriel (Ediciones Urano)
Páginas: 256
Disponible en México.
¡Gracias a la editorial por el libro!
Sinopsis
Desde su inauguración en 1940 como las primeras galerías subterráneas en Europa, la lujosa Avenida de la Luz es un espejo de los cambios de la Barcelona de posguerra. Julia, una joven criada recién llegada a la ciudad, iniciará un romance con un revisor del tren de Sarriá y, años después, una pasión prohibida que le traerá terribles consecuencias. Ella será testigo de la evolución a lo largo del tiempo de la galería y de algunos de sus comerciantes como Rosita, hija de los dueños de la pastelería, que vivirá su primer amor con el acomodador del cine Avenida de la Luz, mientras sueña con el aprendiz de barbero, implicado en actividades políticas.
Una dama de misteriosa fortuna que abre una tienda de máquinas de escribir. Una perfumera que se relaciona con hombres poderosos del régimen. Un ferroviario que escribe poemas mientras pasea entre las columnas. Estos son los personajes que configuran un mundo que va cambiando, década a década, siguiendo el emocionante latido de Barcelona desde la posguerra hasta el final de los ochenta.


La Avenida de la Luz, es una galería subterránea de Barcelona. Ahí se vende desde postres, flores, perfumes y hay hasta un cine. La gente va a la Avenida de la Luz por la sensación de esperanza y protección que les brida al estar rodeados de guerra, opresión y noticias malas. Todos los que visitan este lugar, lo encuentran mágico. Julia es una de esas personas.
Julia es una joven que deja Martonell para trabajar como criada para una familia acomodada de Barcelona, y así de esa manera ayudar a su familia con la vida dura que llevan. 
Pero Julia pronto se ve sumergida no solo en su propia historia de sueños y tristezas, sino también en la de las demás.
Los cambios de Barcelona son plasmados en los personajes y en la Avenida de la Luz. Desde su inauguración en 1940 hasta su cierre en 1990. Cada año sucede algo importante y trascendente que tambalea la vida de las personas, ya sea para bien o para mal.

Me gustan este tipo de libros, me refiero a los que tienen ambientación "antigua". La razón de esto, es porque me gusta leer los pensamientos y costumbres que se tenían y en lo que se difieren de los de la actualidad. Con este libro se tiene la oportunidad de viajar varios años acompañando a los personajes y presenciar los cambios que surgen en ellos y en su alrededor.
La Avenida de la Luz es un lugar donde no solo la historia de Julia se desarrolla, cada personaje tiene algo que contar y aportar para darle un cambio radical al libro. 
"Lejos de aquella devastación, la Avenida de la Luz era un lugar al margen del espacio que volvía a conectar a las personas con antiguas sensaciones. Allí eran capaces de recuperar la iluminación, el aprecio por los detalles, la fuerza para pensar en el futuro."
Cuando Julia llega a Barcelona, empieza a trabajar para la familia de un médico. Rápidamente se hace amiga de Rosita y Coral, hijas de comerciantes de la Avenida de la Luz. Ambas chicas han sido amigas desde que eran pequeñas a pesar de las diferencias en su personalidad. Siendo Coral una chica material y extrovertida, y por el otro lado Rosita una chica sencilla y prudente.

En el libro podemos leer la vida de cada personaje; desde que comenzamos la primera página, nos encontramos descubriendo cosas sobre ellos y los acompañamos con el pasar de los años. 
Julia se enamora por primera vez de Manuel, un ferroviario que le gusta la poesía y la música. Su relación tiene tantos altibajos que ya me sentía igual de desesperada que ellos. Tanto Rosita como Coral enfrentan problemas que relacionan el amor, la amistad y la lealtad.
Cada personajes en este libro es fundamental. Cada uno de ellos está lleno de virtudes y de defectos, no hay ni uno solo que no cometa errores, pero también están esos que aprenden de ellos e intentan enmendarlos. Los personajes no son perfectos, Julia siendo joven comete tantísimos errores y toma decisiones tan malas que hizo que me desesperara y quisiera gritar como loca, en serio, ¿qué sucede con esta chica?. Rosita y Coral muchas veces se guían por el orgullo y la venganza, más Coral. Y así podría seguir nombrando y nombrando personajes.

Las historias de este libro son como una red, se entrelazan una con otra sin importar que no quiera hacerlo. Las acciones de una persona afectan la vida de la otra, ya sea de manera reversible o irreversible.

Cada vez que empezaba un período de tiempo nuevo, lo empezaba con algo de miedo, esto debido a que el cambio de unos años a otros a veces eran de intervalos de cinco a diez años. Sin embargo, la autora logra situarte en cada periodo sin pérdida ni mareos. Sus descripciones son las necesarias para adentrarte de a poco en cada "parte" de la historia.

El libro maneja algunos temas que me resultaron difíciles de digerir, como lo es la infidelidad. Leer sobre cosas como esta, requiere que me mentalice, pero teniendo en cuenta que no tenía idea de lo que podía venir me resultó más difícil. Como dije anteriormente, los personajes son todo menos perfectos.
"-[...]Nunca me habría planteado un futuro si no hubiera sido por ti. Hasta que te conocí, mi vida era un pozo de oscuridad, de remordimientos, de tristeza... No creía que hubiera nada por lo que valiera la pena levantarse cada mañana. Pero, cuando apareciste tú, todo cambio. Me di cuenta de que mi destino estaba a tu lado, que la felicidad era posible, que debía dejar descansar a los muertos."
Me gustó como la autora nos cuenta la historia. No solo nos narra la evolución de los personajes, sino también los cambios que sufre Barcelona. Debido a que el libro está ambientado en 1940, se sienten las consecuencias de la guerra. La inconformidad, la falta de trabajo, de alimento y la opresión que la gente enfrenta día a día, está representado a lo largo de todo el libro de manera espectacular. La pluma de la autora es sencilla pero no por eso tediosa, es todo lo contrario, desde el principio te atrapa.
Nunca he visitado Barcelona y no sé su historia (estoy mal en historia de todo XD), pero gracias a Silvia Tarragó pude conocerla y viajar directo hacía ahí. Tal vez no describan con lujo de detalle todas sus características, pero lo que nos narra hizo que mi mente volara y me dejara un sentimiento de nostalgia al concluir el libro y analizar todos los cambios que hubo. 

Aunque me gustó el libro,  me hubiera gustado conocer un poco más de ciertos personajes, personajes que pusieron su granito de arena para provocar cambios en el libro. De verdad hubiera estado genial, porque si soy sincera sentí corto el libro XD.

Los personajes son personas reales que buscan ser felices pero en el camino se encuentran con tantas piedras que se desvían del sendero. El libro es todo un mar de sentimientos y sensaciones.

4/5


Díganme ustedes, ¿han leído el libro? ¿les gustaría hacerlo? 

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por tu reseña, Karla.

    Me gusta saber que te he descubierto un poco de la historia de mi ciudad, esa era la idea, descubrir un mundo que ya no existe a las generaciones acutales que no conocimos el esplendor de la Avenida de la Luz. Porque yo no tenía ni idea que hubiese sido un lugar tan deslumbrante (y nunca mejor dicho), ya que yo las conocí cuando se habían convertido en un espacio sórdido y oscuro. Me sorprendió saber que hubiesen sido tan esplendorosas en una época de posguerra, que tampoco viví obviamente, pero que conozco por lo que explicaban mis abuelos. En sí, la historia es un homenaje a ellos, sobre todo a mi abuela ya que muchos de los cosméticos que se mencionan son los que ella utilizaba.

    Un beso lleno de luz,

    Sílvia Tarragó

    ResponderEliminar